DESCARGABLE

Consigue los secretos para decorar como un profesional.
ENCUENTRA LA INSPIRACIÓN QUE NECESITAS. ¡APRENDE A LLEVAR A CABO TU IDEA!
”escuela”

ESTILO: TENDENCIA O IDENTIDAD




Este espacio fue creado para compartir contigo todo lo que sé y siga aprendiendo. Y el post de hoy también es un aprendizaje. Algunas cosas ya las sabía, otras se han ido confirmando.

Si vienes con ganas de ver instrucciones o esquemas te aviso de que hoy no es eso lo que vas a encontrar. Así que entiendo que te vayas sin leer el post.

Pero si quieres saber, hoy vengo filosófica. Porque sí, el interiorismo también va de eso. ¿Tú qué crees?

La últimas tres semanas me he sentado a escribir sobre los estilos decorativos. Te mostré cómo combinar distintos estilos, cómo escoger un estilo según lo que este transmite y qué características debe cumplir un objeto para que funcione en cualquier estilo y cómo introducirlo en ellos. 




Si no los has leído, no dejes de hacerlo porque te ayudarán a entender mejor el post de hoy: una reflexión personal, más bien un aprendizaje surgido a raíz de la investigación y producción de esos artículos.

Hoy eres una persona con unas ideas, intereses y principios distintos (ojalá mejores) que hace unos años o incluso unos días. Porque es inevitable crecer y con ello madurar. A no ser que te niegues a hacerlo. En el mejor de los casos no lo harás (negarte) y por tanto evolucionarás. 

Eso conlleva un cambio, mejora de ti misma. A más años, mayor aprendizaje, mayor confianza y autoconocimiento. Pero la esencia nunca cambia. Tu yo más profundo siempre permanecerá adaptándose a las nuevas circunstancias. Es el carácter. Y no como sinónimo de mala leche, que también la puedes tener oye. Sino de cualidades o circunstancias propias de ti que te distinguen, por tu modo de ser u obrar, de los demás. (1)


En decoración ocurre lo mismo: puede que tu casa cambie con el tiempo pero el carácter siempre se mantendrá. Porque tu casa es una extensión de ti. 





¿Y tú pensarás? No has descubierto la pólvora Nazaret. Sé que no, pero he confirmado algo que siempre he creído y me parece lo suficientemente importante como para dedicarle un artículo: un estilo decorativo no es más que un buen maquillaje.

____________________
Con un buen maquillaje puedes hacer dos cosas: resaltar tus virtudes o tapar defectos. ¿Lo twiteas?

¿Entiendes ahora por dónde voy?. 

¿Dónde queda lo natural? El introducir en casa lo que te de la gana, simplemente porque te gusta o te transmite algo sin que pertenezca a un determinado estilo o tendencia. Es que parece que para sentirnos bien por decorar a nuestra manera hay que maquillar lo que tengamos para que se adapte a un estilo concreto o a la tendencia del momento. 

Soy consciente de que vengo escribiendo desde el principio sobre cómo se deben hacer las cosas para conseguir determinados resultados. Y sigo pensando que es esencial. Pero precisamente para ser conscientes de cómo romper todas esas normas.

Curiosamente leo una y otra vez titulares del tipo: "una casa de estilo equis vivida", "cómo conseguir una decoración de estilo el-que-sea con personalidad". Y resulta que las imágenes que ilustran esos artículos son de hogares en los que predomina el desorden natural, propio del día a día y la combinación o agrupación de de elementos que lejos de haber sido adquiridos por pertenecer a un estilo; están en esas viviendas única y exclusivamente porque representan a sus ocupantes. Bien sea porque son heredados, porque son los que se han podido permitir o porque son los que hay en su casa de alquiler. 

Espacios con una base made-in-mis-circunstancias que luego son maquillados (en el mejor sentido) para que luzcan lo mejor posible y que terminen perteneciendo al estilo que mejor define a sus habitantes.





Pero la cuestión es esa: el sentido de pertenencia como sinónimo de identidad. Espacios que transmiten vida. 

Lo que he comprendido estas últimas tres semanas es que el estilo funciona mejor, se consigue mejor cuando realmente vibra contigo. Por eso las casas y decoraciones que mas triunfan no son las que cumplen a rajatabla con un estilo determinado e impecable sino las que adaptan un estilo a la persona que habita ese espacio.

Si te gusta la decoración clásica, nórdica o industrial pregúntate por qué. Y antes de lanzarte a llenar tu casa de cosas que representan esos estilos para luego adaptar lo que ya tienes o lo que de verdad te importa; hazlo al revés. ¿Eso que te parece tan bonito encaja de verdad con lo que ya tienes? 





Al final la decoración, como digo siempre, tiene que servirte a ti y no tu a ella. Úsala para mejorar tu calidad de vida y la de tu familia. Porque al final el espacio más bello es el que funciona de verdad, aquél que muestra quién hay detrás y no el que se parece más a la imagen de una revista.

¿Ya te suscribiste a la newsletter? Apúntate aquí y consigue tu guía para que por fin hagas de tu hogar el espacio que te identifica.



¿Tú qué opinas?


¡Nos vemos en los comentarios!




Nazaret


Te espero cada miércoles en la Escuela. Para no perderte nada sígueme en: 

 BLoglovin · Facebook · Twitter · Pinterest · Instagram · Google+


Todas las imágenes que ilustran este post han sido extraídas de Pinterest.

8 comentarios:

  1. Uff, ¡qué difícil! Este es un dilema que creo que todo el mundo tenemos a la hora de decorar una casa. Lo que pienso es que realmente es una conjunción de las dos cosas: el estilo que te gusta, que buscas ver constantemente y con el que llenas tus tablones de pinterest acabará siendo ese sitio con personalidad y funcionalidad que tú misma creas. Te ves influenciado por eso y al final tu casa acabará siendo algo así, no? ;) La verdad que tu post de hoy sí es para filosofear! Un abrazo Nazaret

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, pero siempre y cuando se le de un poco de tiempo, de entender cómo funciona cada estilo y asegurarte de que va contigo. Yo por ejemplo guardo muchos pines de muchos estilos distintos porque me encanta ver todo tipo de decoración eso puede ser un problema si no tuviera claro que es o que sí me sirve, además de gustarme. Jejeje sí es para pensar. Es que mi virus no ha dado para más hoy... :( Gracias por comentar bella! Un abrazo.

      Eliminar
  2. Me ha encantado tu post Naza! Es muy personal, yo no me identifico con un solo estilo, soy mas de enamoramiento de piezas, eso puede ser un error pero es que cada mueble y cada objeto tiene su porque en mi casa. A veces elegir solo un estilo es un poco esclavo, en la decoración tenemos que divertirnos mezclar y disfrutar comprando cada elemento sin preocuparnos si de verdad es de tal o cual estilo.
    Un besazo Naza

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, en realidad yo echo de menos escribir reflexiones de vez en cuando. Bueno pero es que en tu caso es así todo es distinto pero todo encaja porque es escogido a conciencia y porque así eres tú y por ende tu hogar. Gracias por pasarte y comentar bella. Un abrazo!

      Eliminar
  3. Me ha llamado la atención tu frase de que un estilo no es más que un buen maquillaje. ¿Acaso en el maquillaje no existe también personalidad? En el maquillaje, como a la hora de decorar, escogemos las cosas con las que mejor nos vemos y, por supuesto, con lo que más cómodas estamos. En la decoración ocurre lo mismo, elegimos el estilo en el que más a gusto nos encontramos. Es más, ante la pregunta de estilo o identidad, ¿no crees que por el simple hecho, de elegir un estilo frente a otro no nos estamos ya identificando? Y, seguramente, todo lo que vayas adquiriendo, girará en torno a esto, porque es un reflejo de la personalidad - como bien has escrito - y de tu gusto. Y por supuesto, no todo tiene que encajar como en una portada de revista, te tiene que encajar a ti.
    Y no, no te preocupes, nos encanta siempre tus posts y más si son de reflexionar!
    Un beso y feliz jueves!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes cuánto agradezco comentarios como este. Quizá no lo expresé bien... Pero cuando hablo de maquillaje hablo de dos tipos de maquillaje, el que saca lo mejor de ti y el que no. Al final se trata de escoger el que te sienta bien aunque no tenga nada que ver con lo que se lleva actualmente. Pues con la decoración igual. Y coincido contigo en que eligiendo un estilo frente a otro te identificas a ti misma. Pero esto no siempre parece estar claro. Una cosa es la evolución de tu decoración en función de quién seas en cada momento y otra es cambiar de deco cada año simplemente porque ya no se lleva tal o cual cosa... A eso voy la elección del buen maquillaje o lo que es lo mismo una buena base y un estilo que te identifique de verdad. Gracias por pasarte y comentar! Un abrazo y feliz jueves :)

      Eliminar
  4. ¡Como me gustan estos post Nazaret!
    Verás, cuando leo blogs de decoración con esos espacios tan alucinantes y bonitos, con esas piezas perfectamente encajadas con todo medido y bien colocado, siempre me he sentido fuera de lugar. La forma de hablar con naturalidad de decoración y estilo es lo que más me llamó la atención de tu blog y lo que me enganchó desde el primer momento que vine.
    Yo no soy de un único estilo: la mayor parte de mis muebles son de cuando me casé hace once años y piezas de herencia. Me enamoro de detalles, de piezas únicas, de colores....no me suele gustar lo que le gusta a todo el mundo pero creó que mi casa es un espacio cálido, acogedor y personal que nos refleja.
    Sigue escribiendo estas maravillas.
    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isabel. Qué gratificante es que aprecies así mis reflexiones :) A mí también lo que hace que me enganche de un blog de decoración o de una vivienda en la identidad. Lo que las hace personales y distintas. Me parecen una maravilla si están decoradas con criterio y buen gusto. Y la combinación de distintos estilos me gusta mucho. Muchas gracias por pasarte y comentar bella. Tus comentarios siempre suben el ánimo. Un abrazo grande.

      Eliminar

¡Muchas gracias por compartir tu opinión! Lo aprecio mucho :)